Menu

De Villabamba al Cañón del Río Lobos

• El Río Lobos, Calatañazor y La Fuentona. 

Cañón del Rio Lobos Cañón del Rio Lobos

Desde Villabamba nos dirigimos hasta El Rollo donde tomamos la desviación a Vinuesa. Bordeando el pantano de la Cuerda del pozo llegamos a Molinos de Duero y desde allí a Abejar, donde por la N-234 llegamos a San Leonardo. Desde esta población pinariega, por la SO-920, llegamos al Cañón desde el norte haciendo un alto en el camino para tomar fotos desde el mirador de La Galiana

La entrada al cañón del río Lobos se encuentra muy cerca del pueblo de Ucero, a medio camino entre San Leonardo y El Burgo de Osma. A la salida del pueblo, en dirección a San Esteban, se encuentra el Centro de interpretación e información. Dos kilómetros más adelante, nada más cruzar el río Lobos por un puente, al pie de las curvas de subida de la cuesta de la Galiana, hay que tomar un camino a la izquierda, entrando de lleno en el cañón. Hay varias zonas de aparcamiento a poca distancia de la entrada.

El regreso podemos hacerlo por El Burgo de Osma y por la N-122 hacia Soria. A unos 20 km encontramos la desviación hacia Calatañazor, que bien merece una visita. Esta pequeña villa, que parece recien salida de la Edad Media, se alza en la cima de una cresta rocosa que domina la vega del río Abión. Villa de intensa historia fronteriza, en un entorno privilegiado de bellos entornos naturales. Sus empinadas calles de trazado medieval y sus humildes casas fabricadas con entramado de madera de sabina (encestado de ramas con barro, adobe o ladrillo), configuran su aspecto medieval formando un conjunto armónico de gran belleza que no te puedes perder. En los alrededores se localizan los restos de Voluce, asentamiento celtibérico cargado de historia y de leyenda. Del antiguo castillo se conserva un lienzo y la cimentación de las paredes del patio de armas. Desde él se puede contemplar la extensa llanura llamada “Valle de la Sangre”, pues allí ubica la tradición la famosa batalla que perdió Almanzor. Además de su casco urbano también destaca su iglesia románica y, a la salida del pueblo, la bella ermita de la Soledad, también románica con puerta sin tímpano.

Al salir del pueblo en lugar de volver sobre tus propios pasos deberías continuar unos pocos kms hacia Muriel de la Fuente, porque a menos de media legua hacia el norte (no te asustes, no tiene pérdida y está muy cerca) encontrarás uno de los más bellos y paradísiacos parajes de la provincia de Soria: La Fuentona, limpísima y surgente laguna nacedero del río Abión. Éste río, después de regar y convertir en fértil huerta las vegas de la Tierra de El Burgo, cede sus aguas al río Ucero en la villa episcopal. Torca o embudo de origen cárstico, La Fuentona tiene comunicación con las corrientes subterráneas de las plataformas calcáreas de Calatañazor; sus aguas son tan cristalinas que parecen no tener sino un palmo o dos de profundidad, aunque la realidad es bien otra. El manantial, con una profundidad aproximada de unos cincuenta metros, se prolonga en longitud varios cientos más hasta alcanzar el nivel del agua del río subterráneo con el que está conectada.

Las torcas y lagunas siempre han sido objeto de leyendas, se consideraron lugares propicios donde habitaban animales monstruosos, que acechaban desde la orilla en espera de algún viajero sobre el que abalanzarse. Otros seres fantásticos eran las ondinas, espíritus elementales del agua que con sus cantos y su belleza hacían perder la razón a cualquier joven incauto que por allí se acercara.

 

El Cañón del Río Lobos: naturaleza, fauna y senderismo

Es un profundo cañón calizo formado por una antigua e intensa erosión del río Lobos, recorriendo más de 25 km. de la provincia de Soria y Burgos. GEA, la formación más espectacular, el propio Cañón fruto de la doble acción erosiva, de desgaste, el resto del conjunto calizo se ha erosionado formando un karst que en superficie muestra alguna torca, abundantes cuevas, simas y sumideros; mientras que en profundidad es un ejemplo de funcionamiento de acuífero y de aguas subterráneas. Dado que el acantilado es el paisaje característico del Parque, el más representativo de sus habitantes es el buitre leonado, que convive con otras especies de rapaces como el águila real, águila pescadora, águila culebrera, halcón peregrino, azor, milano, ratonero, cernícalo; además de otras aves propias de ríos y arroyos como el ánade real, martín pescador... Al caer la noche el búho real, el búho chico, la lechuza, el cárabo y el mochuelo son los reyes en este corredor, aunque el jabalí, el conejo, la ardilla, la liebre, el zorro, la garduña y la comadreja tampoco se acuestan pronto.

La diversidad de los diferentes estratos  ha dado lugar a asociaciones florales intrínsecas.

El Cañón es muy largo para recorrerlo entero si no queremos estar caminando todo el día, pero podemos elegir entre varias rutas cortas y cualquiera de ellas es un precioso paseo.

 

Ruta de la sierra

Distancia: 7,5 km • Principio: Puente de los 7 Ojos - Fin: El Portillo. Mirador de Costalago

El Cañón de la Hoz, la Dehesa de Santa María de las Hoyas, el Valle de Costalago. Desde el mirador se ven las serranías de Segovia y Madrid. Se observa la distinta vegetación entre la zona caliza y la silícea.

 

Ruta del pico Navas

Distancia: 5,3 km • Principio: El Portillo - Fin: Pico Navas

Se puede contemplar la Dehesa de Costalago desde los puntos más altos del Parque Natural: al sur, la sierra de Segovia y la de Madrid; al norte aparece la Sierra de La Demanda y la Sierra de Urbión; al noroeste, los Picos de Carazo. La vegetación es la habitual de plantas aromáticas, y destaca la presencia del tejo. En cuanto a la Geología, la formación es la típica del lapiaz.

 

Ruta del Torcón

Distancia: 10,25 km • Principio: Agualinos - Fin: El Portillo

Se trata de un recorrido desde el principio del cañón donde podremos observar el trasiego del agua a través de sumideros, dando lugar al acuífero. En época de lluvias se puede observar la surgencia del agua en el sifón de las Raideras. Cambiando de dirección la ruta se dirige, a través de la sierra y la Sima del Torcón, al mirador de Costalago.

 

Ruta de Las Dehesas

Distancia: 7,35 km • Principio: El Portillo - Fin: Depósito

Bajando del Portillo se recorre el Valle de Costalago, la Dehesa de Santa María, pasando por la Fuente del Pino hasta el Depósito. Vegetación típica de dehesa, pudiendo observar una masa de Pino Silvestre.

 

Ruta de La Lastrilla

Distancia: 4,04 km • Principio: Depósito - Final: Puente de los 7 Ojos

Nos llevaría del Depósito, subiendo por la carretera de Santa María a San Leonardo, al mirador de La Lastrilla, bajando por el Barranco de la Hoz y el Sumidero del Chorrón, que nos conducirá al Puente de los 7 Ojos. 

 

Ruta de la cantera

Distancia: 6,90 km • Principio: La Cantera - Fin: La Cantera

Subiendo por una Cantera recorreremos una zona de pinar donde comprobaremos las diferencias entre Pino pudio y Pino negral, con la presencia de una pequeña laguna.

 

Ruta de Los Pimpollares

Distancia: 8,60 km • Principio: El Portillo - Fin: Carretera Nafría-Santa María

Se pasa por una zona de simas, con vegetación mixta de Pino silvestre, Pino pudio, sabina, enebro y encina.

 

Ruta del Encinar de Nafría

Distancia: 4,1 km • Principio: Lavandero de Nafría - Fin: carretera de Nafría-Santa María

Es de destacar la presencia de grupos de grandes encinas, únicas en todo el Parque.

 

Ruta río Ucero - el castillo

Distancia: 4,85 km • Principio: Ucero - Fin: Centro de Visitantes

Se sube al Castillo de Ucero observando al sur el Valle hacia El Burgo de Osma y al norte, la entrada al Cañón, pasando por el nacimiento del Río Ucero.

Villabamba
Prado Tabernero s/n • 42165 VALDEAVELLANO DE TERA • Soria
Reservas Casa Rural Tel: 666 041 082 • E-mail: infovillabamba@gmail.com
Reservas Bar Restaurante Tel: 975 273 157